Empleéate a fondo: Blog del programa Por Talento

Empléate a fondo
Blog del Programa Por Talento
Logo FSC Inserta

Voluntarios de Sanitas recorren el antiguo cauce del río Turia junto a discapacitados

Talentum|30/06/2011 13:33

0 comentarios

Muchachos con discapacidadEmpleados voluntarios de Sanitas y beneficiarios de la Fundación También se han reunido para emprender 'The Big Walk' en Valencia, la última marcha solidaria del proyecto 'Global Challenge', según informa la compañía en un comunicado.

Esta acción de voluntariado corporativo quiere incentivar hábitos de vida saludables, además de mejorar la calidad de vida y concienciar a la sociedad de la importancia del ejercicio físico en la integración social de personas con discapacidad.

En las últimas semanas, las marchas se han celebrado en Madrid, Barcelona y Bilbao. En el caso de Valencia, los voluntarios y los directivos territoriales de Sanitas se han dado cita en el Palau de la Música para recorrer después el antiguo cauce del río Turia hasta el puente de las Flores, y desde ese punto, hasta el parque de Gulliver.

La iniciativa ha congregado a medio centenar de personas con discapacidad, que han cubierto la distancia,

Al final, con o sin discapacidad, eres su madre y ellos no te cambian por nadie

Talentum|29/06/2011 14:41

0 comentarios

Susana con su hijoEl reloj biológico marca las horas. También para las mujeres con discapacidad. Ser madre es una experiencia que pocas mujeres quieren perderse. Porque al final dar vida a un nuevo ser, sentir que crece en tu seno, gestarlo y traerlo al mundo es un privilegio que la naturaleza reserva al sexo femenino. Las mujeres con discapacidad no están privadas de este sentimiento, aunque lo viven y materializan con muchos más miedos que el resto. Dar a luz no es sólo una experiencia física. Es también la asunción de un nuevo estatus para el que nadie nos preparó: el de madre.

A los propios temores a los que se enfrenta una mujer con discapacidad a la hora de ser madre hay que sumar el examen al que le somete su entorno y entonces, surge la gran pregunta: ¿Seré capaz de hacerlo? ¿Podré llegar a casa con el bebé, cogerlo, acostarlo en su cuna, cambiarle los pañales? En definitiva, ¿podré ocuparme de él?

Susana Mangut, periodista, afiliada a la ONCE y madre por partida doble (está a punto de tener su segundo hijo), tuvo claro siempre que quería ser madre y que podría y sabría serlo. ?Tengo un glaucoma, con un pequeño resto visual en el ojo izquierdo, y mi marido es ciego?, pero ?el proceso de la crianza siempre me ha parecido apasionante: sentir dentro a un ser vivo, amamantarlo? me parece una cosa asombrosa?. Susana reconoce que cuando se planteó ser madre tuvo miedos, pero se muestra rotunda al asegurar que ?se vencen?.

En este sentido, asegura que su mayor temor ha sido siempre que sus hijos tuvieran alguna discapacidad auditiva porque eso para nosotros que no vemos, sería un gran obstáculo. Tendríamos un gran problema de comunicación. No obstante -añade-, ?todo el mundo quiere hijos sanos y nosotros más porque sabemos lo que es tener una discapacidad?.

En cuanto a la actitud de los médicos a la hora de abordar un embarazo y posteriormente el cuidado de un bebé, Susana afirma que, aunque es cierto que algunos le transmitieron dudas sobre su capacidad para abordar determinadas situaciones como darle las medicinas, su reacción depende mucho de cómo interactúes con ellos. Si te ven con interés en hacer la cosas por ti mismo, su actitud suele ser de colaboración absoluta?. Según cuenta, la primera vez que su marido y ella llevaron al niño a la pediatra, ?era de las típicas que hablaban a los abuelos en lugar de a nosotros. Por eso, inmediatamente cambié de médico y ahora tengo uno que me trata como a una madre más, aunque en algunas situaciones, como cuando hay que administrar medicamentos, se preocupe de que lo hagamos adecuadamente.

LA FAMILIA Para Susana, el papel de la familia es fundamental, pero en ningún caso debe suplantar el de los padres con discapacidad. La familia te lee el pensamiento. Ellos me han visto en todos los ámbitos de la vida y en el papel de madre, para bien o para mal, creo que no les he sorprendido. Parece que con el primer hijo tienes que demostrar
Blog del Programa portalento, FSC Inserta 2009